Modestas ideas para la Convención

Primero, disculpas por el descuido en que he tenido al blog.  Las alergias de la temporada, el comienzo del semestre escolar y otras exigencias de la vida cotidiana han hecho virtualmente imposible para mí mantener este blog.  A pesar de eso, he tratado de seguir los acontecimientos en México en la medida de mis posibilidades.  Hoy, en unas horas, la Convención Nacional Democrática comenzará sus deliberaciones en el Zócalo de la Ciudad de México.  Le deseo a todos los participantes lo mejor en sus discusiones y acuerdos.

Hace unos días, tuvimos una humilde idea para ayudar a la Convención.  Algunos participantes en la Progressive Economists Network (PEN-L), un foro de economistas progresistas y, más en general, gente interesada en el pensamiento crítico y el cambio social, moderado por Michael Perelman (de la University of California en Chico), decidieron presentar sus ideas a  la Convención por medio de este blog.  Es claro que estas contribuciones suponen una comprensión muy variada de lo que es posible y necesario en las condiciones concretas de México, sin embargo una perspectiva internacional no tiene por qué hacerle daño a nadie.

Por eso, sin mayores prolegómenos, aquí están los puntos de vista de algunos colegas en PEN-L (traducción mía):

 

Paul Phillips (Canada) [13/9/2006]

Creo que una propuesta modesta que el gobierno paralelo podría considerar es el enfoque de “presupuesto alternativo” formulado primeramente por John Loxley en la Universidad de Manitoba. Utilizando sus aptitudes y conocimiento en materia de desarrollo económico, finanzas públicas y desarrollo comunitario, Loxley organizó sindicatos, organizaciones de salud no gubernamentales, maestros, grupos feministas, académicos interesados en estos asuntos, etc. en un proceso de consulta que condujo al desarrollo de presupuestos alternativos en los niveles local, provincial y federal.  Estos presupuestos, que reflejaron una agenda social a la que se llegó en forma democrática, fueron publicados antes que los presupuestos oficiales del gobierno.  La publicidad subsiguiente de los beneficios sociales que era posible lograr se utilizaron para presionar a los gobiernos para que adoptaran programas más progresistas y para refutar la matraquilla habitual de los gobiernos de que “no hay alternativa.”  También sirvieron para refutar la noción de las élites de que los políticas progresistas eran irresponsables [“populistas”: PV] o que afectarían la economía, en lugar de — como realmente ocurre — quitarle pretexto a la agenda gubernamental de las élites.

 

Hari Kumar (India) [14/9/2006]

Sobre salud:

1) Las estadísticas inevitablemente dan primacía en los resultados de los servicios de salud a los problemas ambientales y socioeconómicos determinantes de la salud, y no a los hospitales.

Así: Cualquier programa nacional debe hacer hincapié en la higiene y salubridad pública, el agua limpia, el aire limpio (teniendo en cuenta las condiciones de la Ciudad de México) y la nutrición.

El logro de la equidad en los ingresos está más allá de lo que se puede obtener directamente a partir de este tipo de enfoque reformista, limitado, que es el que estoy planteando aquí. Yo creo que de eso se trata, en todo caso. (Obviamente, tengo algunas ideas como corresponde a alguien que profesa la ideología marxista.)

2) Incluso en los estados más capitalistas (por ejemplo, la India), existen (están disponibles) modelos de servicios de salud que pueden demostrar beneficios en esta área resultantes de un cuidado proporcionado por parteras(os), y el cuidado de los infantes, proporcionado por personal no médico de base rural.

Por ende: Un sistema de cuidado regionalizado, sin profesionales médicos, con énfasis en el cuidado de salud a los infantes y madres.

Estos se centrarían en las estrategias de cuidado de salud preventivo, vacunas gratuitas, monitoreo del incremento en el peso y estatura, y suplementos nutritivos; asesoría en relación con la amamantación del bebé; ayuda en los partos; apoyo a las madres, etc.

3) Modelos mixtos muestran que el escuchar a la comunidad tiene el efecto de desafiar las estructuras tradicionales de poder y mejorar los resultados de los servicios de salud.

Por ende: Un muestreo detallado (en un entorno no hostil) que evalúe explícitamente las respuestas de la comunidad al nivel y tipo de cuidado de salud que están recibiendo. Se debe dar respuesta a las opiniones expresadas.

4) Una estructura de atención nacional a la salud que parta de un modelo de cuidado de salud preventivo. Incluyendo la consulta y chequeo médico regular. Canadá tiene tal tipo de programa. Debo añadir que no soy filo-canadiense pero, si uno ha de vivir en un país capitalistas “clásico”, ….

5) Un sistema como el programa NICE en el Reino Unido, que reúne a expertos para que ponderen explícitamente los costos y beneficios de salud y prioridades que compiten entre sí — y que generan recomendaciones basadas en la evidencia científica. Mi problema con este enfoque es que, a menudo, se trata de matar a Pedro para salvar a Pablo. Sin embargo, de nuevo, a menos que sea uno capaz de instituir un estado socialista pleno….

De cualquier modo, si se tiene médicos y trabajadores de salud progresistas, que deseen vincularse con una asesoría en materia de políticas de salud que sea mucho mejor que la que yo puedo impartir, me dará gusto ponerlos en contacto con tales especialistas.

 

Leigh Meyers (Estados Unidos) [15/9/2006]

Quiero secundar a Hari en el tipo de cuidado de salud que sugiere. Incluso en Estados Unidos, los que no son ricos se quedan a la deriva.

[…]

Reiteradamente, en los últimos días, Travus T. Hipp ha estado diciendo que hay mucha inquietud en Oaxaca. Esta es una sinópsis de lo que teclee esta mañana para ponerlo en línea:

“El día de la Independencia de México ha sido cancelado por el Presidente Vicente Fox, porque los manifestantes están ocupando los parques y calles de la ciudad desde hace dos meses. ¡La gente de López Obrador convoca a una fiesta! Hay un alzamiento generalizado en Oaxaca, y los federales han tenido que salirse. Sitrep.

<http://leighm.net/blog/?p=660>

Valdría la pena investigar, desde un punto de vista socio-económico-cultural, ¿por qué Oaxaca?

Ese es el único concepto que aparece cuando uno busca en Google noticias sobre el “descontento en México”

[…]

Me parece que analizando y entendiendo “¿por qué Oaxaca?” y trabajando para mejorar la situación ahí a través de los recursos disponibles, y con efectividad, eso ayudaría. Y, en el proceso, construir una estructura paralela a nivel nacional basada en en el modelo de trabajo que ya está en marcha con la capacidad de dar servicio a otras áreas vecinas. Se podría hallar a gente de todos los lugares de México que vendría a visitar, observar, aprender y participar en el experimento, y luego llevar la información y las técnicas aprendidas a casa con ellos… para, en su momento, servir a sus regiones respectivas. Esto no quiere decir que todas las áreas de México tengan los mismos problemas, pero si las aptitudes adquiridas se diseminan nacionalmente, se puede obtener resultados significativos.

En el ejército, esto se conoce como la estrategia “inkblot”.

[…]

Esta técnica se utiliza en una forma ligeramente modificada en ‘Free Skools’ y ‘Penny Universities’ en Estados Unidos, en donde hay un intercambio activo de técnicas educativas y planes escolares que se diseminan a través de redes informales, y López Obrador ya tiene una red en marcha.

Una idea final:

No hay que olvidar nunca que hay un poder geopolítico hegemónico en la ecuación regional, que afecta a muchos en el continente.

Nosotros, Estados Unidos.

Como la banda de rock estadounidense Steppenwolf dijo hace algunos años: “Un monstruo anda suelto, tiene nuestras cabezas en el dogal y está sentado mirando…”. El gobierno de Estados Unidos está observando… muy de cerca.

México está en la mira, con una frontera nacional estratégica de Estados Unidos, y lazos de comercio, económicos y entre gobiernos, esto puede causar reacciones de pánico (?) cuando se siente que se pone en riesgo dichas relaciones y las burocracias atrincheradas que preferirían que todo siguiera igual.

[…]

 

Comentario editorial

Me voy a permitir editorializar sobre este último comentario de Leigh. En lo personal, yo creo que mucho depende de quién esté al frente en Estados Unidos. Cierto, los republicanos de ultraderecha están todavía fuertes. Y ellos apoyan sin reserva al tipo de élites privilegiadas y sinvergüenzas como la que gobierna México a través de Fox y busca gobernar a través de Calderón. Pero también es cierto que están muy desacreditados:

El estado de la economía, los altos precios del petróleo, la inflación reptante, la amenaza de una recesión seria a corto plazo, el desastre militar en Iraq y, en general, la ruina de la política exterior imperialista de Estados Unidos van a tener efectos muy duraderos.

Pero, al margen de la situación política interna en Estados Unidos, los mexicanos tienen que hacer lo que tienen que hacer — con base en sus propias necesidades y posibilidades, como ellos las perciben.  Si las cosas se hacen sobre esa base, a los gobiernos de Estados Unidos, por reaccionarios que sean y por mucho que les disgusten los cambios en México, no les quedará sino respetar las decisiones soberanas que los mexicanos tomen.

Advertisements

2 Responses to “Modestas ideas para la Convención”

  1. Charles Says:

    I think there are two key factors here.

    1. A government devoted to nonviolence will not be one of officials, taxes, police, and soldiers. It will be one of mutual aid, alternate institutions, and conflict resolution. This is essential for outsiders to grasp that this is not a confrontation of the existing government.

    2. Efficacy is key to success. Fine speeches can hold together a movement for a while. Blocking Fox’s speech and the traditional Grito is a negative achievement, valuable to give people a sense of their efficacy in the short term, but insufficient in the longer term. A movement must have concrete achievements, such that participants feel that it makes their own lives better.

    The Loxley idea could provide the efficacy, if doctors, professors, and lawyers are willing to donate time and effort to providing services to the poor. But I think there are even more basic things that could serve, and that would bring more middle-class people in to the movement: teaching people to budget, methods of housecleaning, marital counseling, perhaps even classes on religion. One place where the poor are vulnerable is in being dictated to by the priests, because the poor are denied the meaning of the gospels by a church that has become Caesar.

    I do think that what will become the central issue is oil production, and especially privatization of PEMEX. In discussing the causes of the drop in gas prices, I realized that one factor (behind elections and shifts in consumer behavior) may be the anticipation of the privatization of PEMEX, which these people imagine will make it far more productive.

    You know. Like in Iraq.

    So, organizing peaceful resistance in the oilfields will become a priority.

    But first will probably come the recession. Economists say about a 50:50 chance by next spring.

  2. panchovilla Says:

    Thanks Charles. Your comments are very thoughtful.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: